MARIO MARTIN DEL CAMPO  Artista Plástico, Mexicano  Nació en el año 1947 en Guadalajara, Jalisco, México. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de San Carlos, Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional

INICIO CURRICULUM
TEXTOS PUBLICACIONES
PRÓXIMA EXPOSICIÓN ÚLTIMAS EXPOSICIONES INFORMES

 MARIO MARTIN DEL CAMPO  Artista Plástico, Mexicano  Nació en el año 1947 en Guadalajara, Jalisco, México. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de San Carlos, Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional.

El Ala Circular de la Música
Por: David Huerta

 

El vuelo que despliega un ala circular
Tiene la forma de ese punto preciso en donde el horizonte del dibujo
Se complica con el festín de las tres dimensiones

Las tres dimensiones abren el arco
De los volúmenes que se recortan y de la música de Fray Luis
En otros receptáculos en otras vasijas en otros ámbitos

Festín desdoblado y magnético de los volúmenes
Banquete del espacio en el que se perfilan esculturas
O imágenes rotundas y ligeras a la vez en la galería

Ámbitos de la música y el dibujo
Ennoblecidos por la mano que va dando forma y sentido
A los frágiles materiales a su poder de sueño y llamarada

La voz del dibujante resuena en las formas ahuecadas
En las formas leonardescas
Para explicar dos o tres cosas sencillas

Quien desee escuchar esas explicaciones
Deberá acercarse a los objetos fabricados creados labrados
Pulidos y perfeccionados en el delirio de este soñador

Mario Martín del Campo Mario epicúreo
Martín Pescador del Campo que Duchamp dejó abandonado
Tantos surrealistas recalentados por una puntiaguda brisa postindustrial

En verdad ¿qué pueden importarte las convulsiones
De la belleza vanguardista o las aristas y laberintos
De las estéticas discusiones y conceptualizaciones?

Mario que discurres con las "manos entre cuerdas"
Y construyes compones armas articulas
Tu propio canto gregoriano tu propia cantata de huevos de avestruz

Mario descompone el mundo y lo recompone
Eso es la fantasía Baudelaire dixit
Sobre la mano de la fantasía suenan las cuerdas de su tangible música

Los instrumentos son el hombre y el hombre el estilo
Suenan los hombres retratados como instrumentos
En la orquesta diminuta del Templo Bosco


De la Catedral Grünewald salen sonidos mexicanos
De la Capilla Ruelas de la Parroquia Hermenegildo Bustos
Salen armonías flamencas y acordes africanos

Dime hermano para qué la música en este cosmos sangriento
"La música" sólo dices y me muestras
Estos personajes salidos de tu fábrica de poemas materiales

Toda esta música seguirá resonando en los espacios de la galería
Todas estas canciones inoídas canciones concretas materiales
Y sin embargo calladas en la serenidad trascendental de los objetos

Ese camino del dibujante pasa por la acuarela sobre los lienzos
Por las maderas que vienen de Australia de los bosques mexicanos
Por la plata y sus luces blancas su tacto de refulgente delicia

Este dibujante se ha propuesto mostrarnos otro lado otras orillas
Aquí están y estos personajes que vienen
De mares diferentes de lagos tenues de sueño nos están hablando

También hacen su música de vuelos desasidos y de sombras ansiosas
Una silueta dice y otra dibuja la melodía
Una figura se desfigura y adquiere un extraño perfil es un ave es un canto

Dice Mario todo esto del juego todo esto del sueño
Niega y afirma con un ánimo serio pero después se ríe
De todo lo acostumbrado y entonces crea países fantásticos

El ala circular de la música taja la brisa inventa el viento
Labra el arpegio del despertar se desdobla y desciende
Hasta invadir la mano del dibujante que la recoge y la eleva de nuevo

El ala circular de la música es una sombrilla
Es una mano que traza óvalos sobre un perro maravillado
Es cada una de las minucias del taller del artesano y su lucidez

Cada sorpresa es una boda una comunión de la tierra y el aire
Esta inmovilidad de las figuras es una versión de la cadencia y el ritmo
Él agua del silencio cubre esta música que se nos aparecerá

Mírenla óiganla está aquí detrás de los zapatos con ojos
Entre las cuerdas y las manos del artífice
Debajo de las mesas entre las sillas en cada segundo de la respiración

En la Casa de los Tres Patios el fantasma del Doctor Atl se despierta
Mario conversa con él y a los volcanes opone con ligereza y desenfado
Los arlequines y la ranita aérea de plata los animales fabulosos

Mario dibujante ¿no ves cómo estas cosas que digo
Buscan el centro inasible de tu trabajo
Las maquinarias de tus estilos el aire de tus manos?

Vuelvo a ver el ala circular de la música
Regreso a su renacentista flujo de signos
A sus intemporales cóncavos habitados fulgores

Una gata llamada Merlina se subió a mi hombro
Desde ahí mira los campos de Mario Martín y se asombra
De todo lo que sucede en la casa esta escritura las ventanas

Las cosas son para Merlina un crisol de instantes
Un surtidor de fugacidades y eternidades
La conciencia fabuladora de los animales está recogida en esas piezas

Esas piezas son canciones y esas piezas
Son tus esculturas de dibujante y artífice Mario
Las escuchamos y las vemos su silencio vale una sinfonía

 

 

 

 

Diálogo-gregoriano-

Dialogo Gregoriano· 1990
Escultura en madera de ébano
Australiano, coba y primavera
113 x 38 x 28 cm.
Colección Particular

 

 

 

Zapato-violin-

Viejo zapato· 1990
Escultura en madera caoba y ébano
15 x 60 x 17 cm.
Colección Particular

 

 

 

Cimarron-

Cimarrón· 1993
Huevo de avestruz, plata,
nautilos y marquetería
54 x 37 x 25 cm.
Colección Particular

 

Ahora Merlina reposa en su torbellino fijo de tiempo
La veo ir y venir por la casa que va reconociendo
Y en sus ojos de oro descubro los mismos círculos de la música

Esos círculos son el alma de estas ruedas y estas alas
De estos seres sacados de un sombrero de magia deslumbrada
De estas astronomías diminutas y carnavalescas

Ha comenzado el carnaval en el taller y Rosa ha abierto
Las puertas de la fiesta para la Cruz de Piedra
La fiesta ha comenzado nunca ha dejado de suceder

Está aquí está en todas partes cambiando y cambiándonos
Mario nos lo quiere decir y aquí están estas piezas para animar
Dar alma y fluidez a la tragedia de todos los días y horas de este mundo

Me inclino a acariciar a Merlina y veo sus ojos redondos
Con esa oscura navajita de la pupila y me digo
Qué maravilla es este gato y el lugar en que está "perseverando en su ser"

Lo mismo debo decir de tus piezas de tus dibujos Mario
Me acerco a ver y a tocar lo que has hecho
En el taller y en la sala de tu casa y veo de nuevo a esta gatita

La blancura de la magia ha tomado la forma
De tus artesanías soñadoras de tu arte trashumante
De tus lecciones de júbilo y de ígneas imágenes

Ciudad de México, marzo de 1993

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO  DIBUJO

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO  ESCULTURA

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO  GRABADOS

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO  JOYERÍA