MARIO MARTIN DEL CAMPO  Artista Plástico, Mexicano  Nació en el año 1947 en Guadalajara, Jalisco, México. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de San Carlos, Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional

INICIO OBRAS CURRICULUM
TEXTOS PUBLICACIONES OTRAS OBRAS
PROXIMA EXPOSICION ULTIMAS EXPOSICIONES INFORMES
 MARIO MARTIN DEL CAMPO  Artista Plástico, Mexicano  Nació en el año 1947 en Guadalajara, Jalisco, México. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de San Carlos, Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional.

  Mascarada
Por: Rafael Alfonso Pérez y Pérez
 

El tiempo saca a la luz lo que está oculto y encubre y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor.

Horacio (poeta latino 65-8 A.C.)

 

La presente exposición reúne un núcleo singular de obra de Mario Martín de Campo bajo el título: Máscarada, enunciado cuyo origen etimológico se encuentra en la palabra árabe mashara cuyo significado es el de bufón, de donde pasó al español para designar una ficción que oculta la realidad. Este tema no le es nuevo al artista, ya que lo ha trabajado desde otras perspectivas en el pasado, ejemplo de ello, su colaboración con el vestuario de las óperas Falstaff y Don Giovanni para el teatro del Palacio de Bellas Artes en el año de mil novecientos ochenta y tres.

Por otra parte, si bien su trabajo ha sido vinculado con el realismo fantástico o el surrealismo, dada sus propuestas metafóricas y la versátil representación de paráfrasis simbólicas, la peculiaridad de su obra y su artificialidad, en la que se descubre un gran oficio en el manejo de los materiales, le otorga una definición única fuera de toda asociacion, considerándolo como un artista atemporal y singular salvo de cualquier incorporación estilística.

 Mario Martin del Campo Masacrada 4 Pergamino 21 x 12 cm. 2017

Es así como una de las temáticas que podemos encontrar en su obra, poseedora de toda una lectura dentro del psicoanálisis, es éste utensilio, la máscara, en el que, la apariencia encubre a su portador amanera de carátula, y es motivo de reflexiones sobre su empleo y creación, ya sea desde la perspectiva de un aparejo para el ocultamiento de la realidad, o como manifestación o revelación de la esencia e identidad de quien la porta; lo anterior de conformidad con las manifestaciones populares o las creencias míticas que la envuelve.Un elemento característico de los ritos y espectáculos más antiguos y posee un complejo y variado simbolismo asociándolo a las sucesiones y reencarnaciones, la negación de la propia identidad y la unicidad, la relación entre la imagen individual y la realidad. Según Paul Westheim (especialista en el análisis del arte prehispánico de México) este objeto es un elemento ritual ligado íntimamente al mundo de los muertos, con significado mágico-religioso. El ser humano se transforma en el personaje que representa, asume sus cualidades físicas y mágicas.

Mascara-en-bicicleta-Plata-ley-925-cristal-y-madera-52-5-x-27-5-x-20-5-cm-2017-Mario-Martin-del-Campo

 

La máscara permite la multiplicidad del rostro, personificando, dando una cara al relato u ocultando o des-ocultando la fantasía en la escena y el mito. Interroga a lo imaginario desde lo simbólico o lo real: si inmovilidad y permanencia de los rasgos cuestiona al tiempo que cambia que transforma lo vivo; una perdurabilidad que la vincula con la inmortalidad de su poseedor. La cara es natural; el rostro es obra humana; el rostro es una construcción que congela o evita el gesto, detiene el tiempo; la máscara es lo eterno. Dado la anterior, estos sobrerostros o máscaras son parte de la inventiva artística idealizada de su autor que se inmortaliza y trasciende a su creación.

Papel, madera, piedras semipreciosas y metales se transforman mediante un trabajo cuidado en un rostro imaginado, un antifaz o careta. En su arquitectura la oquedad escultórica permite que la composición de estos objetos sea completamente simétrico en equilibrio axial que se traza por un eje vertical, y los elementos de ambos lados se repiten como el reflejo de un espejo. Esta simetría alude a la obra armónica de las partes de un todo que copia a la naturaleza en su construcción; la un arquetipo que es el otro lado o la mitad equidistante y semejante, una dualidad que remite al otro yo de la misma persona. No obstante, su objetivo litúrgico o práctico, este núcleo ha sido confeccionado como objetos de contemplación o votivos por su autor, y en él encontramos referencias formales que se manifiestan como presencias de un pasado remoto de la cultura universal; sus formas antropomorfas dejan a quien las contempla, dado su carácter polisémico, realizar diversas lecturas y asociaciones multiculturales con las civilizaciones africanas o el encuentro con nuestras raíces mesoamericanas.

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO  DIBUJO

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO   ESCULTURA

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO   GRABADOS

 

MARIO MARTIN DEL CAMPO   DISEÑO DE JOYERIA